Hipoo
conoce hipoo

¿Cuánto tiempo esperarás por una tasación hipotecaria?

avatar

Comparte este post

La tasación es un paso fundamental cuando se va adquirir un inmueble con un préstamo hipotecario, así que hay que pasar por este trámite sí o sí. Sin embargo, cuando compras una casa, estás deseando poder entrar a vivir en ella lo antes posible y puede parecer que los trámites se alargan más de lo necesario. Para que te vayas haciendo una idea, hoy te vamos a contar cuánto tiempo se suele tardar en hacer una tasación.

La importancia de la tasación

Cuando compras una vivienda es porque has llegado a un acuerdo con el vendedor, entendiéndose que el precio que él pide por la casa te parece justo y estás dispuesto a pagarlo. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la compraventa inmobiliaria requiere de la presencia de un tercero: una entidad bancaria.

Para la gran mayoría de la población, la única forma de acceder a la compra de una vivienda es mediante un préstamo hipotecario, y es justo aquí cuando entra en juego la tasación como requisito fundamental para poder obtener el dinero necesario para la compraventa. Que a ti el precio que te pide el vendedor por su casa te parezca justo y adecuado al mercado está muy bien, pero al banco que te va a conceder la hipoteca también debe parecérselo.

Para evitar problemas, existe la figura del tasador oficial y de las entidades de tasación. Se trata de profesionales totalmente objetivos y con la cualificación necesaria que están capacitados para determinar cuál es valor real de un inmueble en el mercado en el momento presente. Esto significa que, si el valor que da el tasador a la vivienda que quieres comprar está significativamente por debajo de lo que le estás pidiendo al banco, lo más seguro es que no te concedan el préstamo hipotecario, ya que los bancos se limitan a dar el 80% del precio de tasación.

El proceso de tasación no solo es importante cuando nos encontramos frente a una compraventa de vivienda, también puede entrar en juego cuando se trata de valorar los bienes inmuebles que forman parte de una herencia o incluso cuando se intenta usar una vivienda como aval. En función de la finalidad última del informe de tasación, el procedimiento puede ser algo diferente, pero en líneas generales se desarrolla prácticamente igual en todos los casos. De hecho, las diferencias que pueda haber entre un tipo de tasación u otra, no deberían afectar demasiado al tiempo que tarda el perito en hacer el informe.

¿Cuánto se tarda en hacer una tasación?

Vamos a serte sinceros; no existe un tiempo determinado para este tipo de operaciones, se entenderá que tardarán en realizarse lo que sea razonable para conocer las circunstancias particulares del bien que se va a valorar. Lo normal es que el especialista invierta tiempo en conocer el estado del inmueble y sus condiciones legales, si en la vivienda hay inquilinos o personas que puedan tener derechos sobre la misma, si pesa sobre ella algún tipo de servidumbre, etc.

Además, en el caso concreto de la tasación de vivienda con fines hipotecarios, la actuación del perito debe regirse por lo dispuesto en la Orden ECO/805/2003, de 27 de agosto, que regula el proceso de valoración de viviendas. En estos casos es necesario que el tasador haga una visita al inmueble y que el actual propietario le entregue una serie de documentación y, con frecuencia, son estos trámites los que más retrasan la emisión del informe. Para poder determinar el valor real de mercado de una vivienda el tasador debe visitar el inmueble en cuestión, tomar datos sobre el terreno, recabar los datos externos que hagan falta, calcular la valoración (normalmente con el método de comparación) y, por último, redactar el informe que enviará al banco.

Si el tasador dispone de una buena base de datos de tasaciones realizadas en la misma zona y de inmuebles con similares características a aquel sobre el que está trabajando, lo normal es que no tarde más de tres o cuatro días en terminar su trabajo. A lo sumo, puede llegar a tardar una semana. No obstante, si no hay datos suficientes para usar el método de comparación y tiene que recurrir a otros métodos como el de valor residual o el de coste para dar una valoración justa del inmueble, puede tardar unos días más, pero lo normal es que en ningún caso tarde más de 15 días.

Sobre el tiempo que se tarda en hacer una tasación hipotecaria, la Orden ECO/805/2003 establece que en ningún caso podrán pasar más de dos meses entre la última visita del tasador al inmueble y la emisión del informe.

En relación con el tiempo que tardan en emitirse estos informes, es posible que en alguna ocasión hayas oído hablar de servicios de tasación de viviendas online automáticos e instantáneos, pero ya te avisamos que esta tasación, que en realidad es una pre-tasación meramente informativa, no tiene ninguna validez a efectos oficiales y, por tanto, nunca va a ser admitida por el banco a la hora de valorar si el dinero que le estás pidiendo es acorde con el valor del inmueble que quieres comprar.

¿Qué vigencia tiene la valoración hipotecaria?

La tasación de un inmueble siempre tiene como finalidad fundamental determinar el precio real de mercado de una vivienda en un momento concreto, de ahí que el informe de tasación no pueda tener una vigencia muy extensa. El mercado inmobiliario es uno de los que más fluctúa y los precios están siempre en constante cambio. Una vivienda que hoy tiene un valor de mercado de 80.000 €, el año que viene puede tenerlo de 120.000 € o de 50.000 €. Precisamente por ello, la tasación tiene una vigencia más o menos corta, puesto que se entiende que pasado un determinado tiempo la cifra dada en el informe ya no es realista y acorde a la situación actual del mercado.

La Orden ECO/805/2203, que mencionábamos antes, se encarga de regular directamente el tiempo de vigencia que tiene una tasación realizada con fines hipotecarios. Según esta normativa el informe elaborado por el especialista tendrá una validez de seis meses que empezarán a contar a partir de la fecha en la que el documento fue firmado por el autor de la tasación. Esta es la regla general, pero la propia Orden a la que hacemos referencia destaca que en algunos casos ese tiempo se puede ver reducido.

Se entiende que el plazo de seis meses es más que suficiente para que el interesado en comprar un inmueble pueda negociar con el banco y obtener el préstamo que necesita para adquirir la casa. Si no es así, no quedará otro remedio que solicitar (y pagar) otra tasación.

Caducidad de otras tasaciones

Tratándose de tasaciones de inmuebles llevadas a cabo con finalidad diferente a la hipotecaria, no se rigen por la normativa que hemos señalado, de ahí que su caducidad venga determinada por la entidad o persona que solicita o exige la tasación. Lo que ocurre es que, a efectos prácticos, se suele tomar como referencia del período de validez de la tasación ese máximo de seis meses que se aplica en el ámbito hipotecario.

 

Informarte sobre tasaciones y darte una idea de cuánto tiempo tienes que esperar por ellas, es otra de las muchas formas que tiene Hipoo de ayudarte.

PS: Súmate a las miles de personas que ya se han suscrito a nuestro newsletter

Un día cada dos semanas te enviamos el mejor contenido relacionado con el sector vivienda e hipotecario. Prepárate para la siguiente semana. Suscríbete!