Hipoo
conoce hipoo

Cuánto cuesta una tasación de vivienda

avatar

Comparte este post

La vivienda es, por regla general, la inversión más grande que se hace a lo largo de la vida; y por ello conviene que estés al tanto de su valor real (especialmente si te encuentras en medio de una compraventa con un particular). Ahora bien, ¿cómo se hace esto? Básicamente hay dos vías: confiar en el cuñado que todo lo sabe o recurrir a un profesional de la materia que, certificado mediante, podrá decirte qué tienes entre manos a tenor de cómo se mueve el mercado en ese momento. Sobra decir en cuál de las opciones confían los bancos para dar hipotecas, ¿cierto?

¿Quién está autorizado a realizar tasaciones?

Los profesionales autorizados a realizar tasaciones, más conocidos como Técnicos tasadores, deben contar en su haber con ciertas titulaciones específicas dependiendo de la naturaleza del bien a valorar.

Si se trata de tasar viviendas, oficinas, locales o solares edificables los técnicos deben ser arquitectos o arquitectos técnicos (aparejadores). Si la propiedad tiene uso industrial el profesional encargado será el ingeniero industrial o, en su caso, el ingeniero técnico industrial. Y si estamos hablando de fincas rurales, la responsabilidad recaerá en los ingenieros agrónomos o en los ingenieros técnicos agrónomos.

En este punto cabe destacar que estas funciones pueden realizarlas también aquellos titulados extranjeros cuyos estudios hayan sido reconocidos en España.

Tipos de tasaciones

A la hora de tasar una vivienda (u otra propiedad) se pueden obtener valores muy diversos, por lo que antes de nada el técnico te preguntará por la finalidad del documento. Y es que no es lo mismo hacer una valoración de mercado, que es la más habitual y por la que se determina qué precio tiene el activo de cara a una compraventa; que una de reposición, en la que se calcula cuánto costaría construir nuevamente la edificación; que otra de otra naturaleza.

¿Qué se tiene en cuenta a la hora de realizar la tasación de una vivienda?

Hay muchos parámetros que el técnico tiene que tener en cuenta a la hora de realizar la valoración de una vivienda.

Se tiene en cuenta el estado general del edificio, ya que por ejemplo no valdrá lo mismo un piso que se encuentre en un inmueble con pilares de madera afectados seriamente por una plaga que uno que cuente con esqueleto de hormigón sin defectos.

El hecho de que haya o no ascensor también influye, y especialmente en construcciones de cierta altura (no es complicado encontrarse edificios de cinco alturas sin ascensor).

Obviamente también entran en juego factores como la ubicación (servicios de la zona, delincuencia, estado de viviendas próximas, transporte, colegios, etc.), la superficie, la orientación (luminosidad, vientos, humedad, etc.), la distribución interna, las calidades empleadas en la construcción o en posteriores reformas, la disponibilidad o no de gas natural, de fibra óptica o incluso de señal móvil; la existencia de pozo séptico (si procede en viviendas alejadas de la red de saneamiento), el estado de la parcela en unifamiliares, etc.

Y por cierto, algo que también suele afectar es el estado documental. Los tasadores siempre hacen un cotejo entre el catastro, la escritura (si es que existe) y el registro de la propiedad correspondiente. Especialmente cuando se trata de propiedades viejas en pueblos pequeños, ya que muchos son los casos en los que con frecuencia hay inexactitudes formales por contratos que antaño se hacían “de aquella manera”. Anda que no ha habido, hay y habrá problemas al respecto. Y claro, esa circunstancia, que puede convertirse en un engorro para el comprador, afecta al valor de mercado.

Incompatibilidades a la hora de realizar la tasación de una vivienda

A fin de evitar malos entendidos, influencias y/o presiones los tasadores tienen ciertas limitaciones a la hora de seleccionar los proyectos en los que se involucran, ya que no pueden realizar valoraciones en propiedades de familiares o en aquellas donde mantengan vínculos profesionales con los dueños o gestores. Así que si tienes un hermano arquitecto no le pidas que te haga una tasación de la casa, ya que te la tirarán para atrás o podrás meterle en un lío legal.

Los técnicos tampoco podrán realizar valoraciones si figuran en el proyecto o la dirección de obra de la propiedad en cuestión.

Diferencia entre técnico tasador y sociedad de tasación

Si tu intención a la hora de realizar la tasación de una vivienda es básicamente informativa, ya que por una u otra razón solo quieres saber cuál es su precio en el mercado, te valdrá con la firma del técnico. Pero si estamos hablando de que quieres solicitar una hipoteca y el banco te pide este documento (como viene siendo habitual), habrá que meter otro actor de por medio: la sociedad de tasación.

Una sociedad de tasación básicamente es una empresa cuyo propósito es respaldar (o no) el documento que emite el especialista. Ofrecen un servicio a través del cual se hace constar por parte de una entidad regulada por el Banco de España que el profesional que ha llevado a cabo la valoración es competente y acertado en sus cálculos y anotaciones.

Cuánto cuesta la tasación de una vivienda

No hay tarifas oficiales en las que puedan anclarse los tasadores, como si sucede por ejemplo con otros profesionales como los notarios, que tienen tasas ya definidas. Aquí cada uno coloca los precios que considere en base a mil y un factores que pueden (y suelen) pasar por especializaciones, formación y capacidad, zona de actuación, servicios complementarios, etc. Vamos, que las diferencias entre unos y otros pueden ser considerables.

Ahora bien, como estás aquí buscando datos específicos, ahí van varios ejemplos reales para que puedas orientarte con cierta seguridad:

  • Piso de 50 años en Madrid con la ITE pasada y que se encuentra en un tercer piso sin ascensor. Tiene un cuarto de baño completo, cocina, salón, dos balcones y reforma integral realizada recientemente. 363 euros IVA incluido.
  • Piso de 55 metros cuadrados en Badalona (Barcelona) que consta de tres habitaciones y baño integral recién reformado. 504,57 euros IVA incluido.
  • Casa unifamiliar de 95 metros cuadrados en Cádiz capital con salón, comedor con cocina americana, dos dormitorios y cuarto de baño completo. Edificio rehabilitado integralmente hace dos años con instalaciones de gas natural en toda la propiedad. Dispone de patio con cuarto anexo. 496,10 euros IVA incluido.
  • Chalet de 215 metros cuadrados útiles en Castro Urdiales (Cantabria); de construcción reciente (2015). Se encuentra en una parcela de 3.500 metros cuadrados y consta de cuatro habitaciones (tres de ellas con baño completo privado), salón, cocina americana, garaje para tres coches, piscina exterior no climatizada y valla perimetral con sistema CCTV. 453,50 euros IVA incluido.
  • Apartamento de 40 metros cuadrados en Bilbao situado en un cuarto piso sin ascensor. La vivienda se encuentra en un edificio de 1940 pendiente de una reforma integral. Dispone de una habitación, baño completo, salón y cocina. 280 euros IVA incluido.

 

 

Como puedes ver las cifras varían sustancialmente dependiendo de la zona, de la propiedad y de más detalles; aunque en viviendas ronda los 400 – 420 euros. En fincas rústicas tiende a ser más económico, ya que el técnico suele contar con menos datos de referencia.

 

PS: Súmate a las miles de personas que ya se han suscrito a nuestro newsletter

Un día cada dos semanas te enviamos el mejor contenido relacionado con el sector vivienda e hipotecario. Prepárate para la siguiente semana. Suscríbete!