Hipoo
conoce hipoo

Qué ocurre si heredamos una hipoteca

avatar

Comparte este post

Antes de aceptar o no la herencia de una vivienda hipotecada tendremos que hacer cálculos para ver si realmente compensa aceptar la herencia.

En el 2020, 1 de cada 10 herencias fueron rechazas en España y con el paso de los años estas cifras seguirán creciendo exponencialmente.

Antes de aceptar y correr al notario para firmar y aceptar la herencia, lo más adecuado en estos casos es realizar previa a la aceptación, un inventario de los bienes a nombre del difunto y de sus deudas y hacer un estudio de ellos.

Una vez que tengamos claro el punto anterior los herederos deberán investigar el patrimonio y solvencia del difunto, generando un expediente con los siguientes documentos para tener una visión clara de a qué se están comprometiendo:

  1. -La información de Registro de la Propiedad
  2. -Los extractos bancarios
  3. -Los títulos de propiedad

También debemos tener en cuenta los impuestos a pagar, en este caso entra en situación el Impuesto de Sucesiones. Este tributo es progresivo, ronda entre el 7,65% y el 34%, cuánto más se herede, más se paga, no existe un % fijo de gravamen. Tendremos 6 meses desde la muerte del fallecido para liquidar y presentar este impuesto.

Para ver si la aceptación de la vivienda sale rentable deberemos calcular si el activo, el valor de la vivienda, supera al pasivo, las obligaciones a las que el fallecido debía hacer frente, ya que puede que la hipoteca estuviese prácticamente pagada y representase una ínfima parte respecto al valor del activo, en cuyo caso sería una buena decisión aceptarla.

Si aceptamos la vivienda procedente de la herencia, deberemos acogernos a una de las dos modalidades del sistema hereditario español: la herencia pura y simple o a beneficio de inventario. La primera de ellas supone la aceptación en totalidad de la herencia, asumiendo los derechos y obligaciones establecidos, se fusiona el patrimonio heredado con el propio, mientras que en la herencia a beneficio de inventario se separan los dos patrimonios, es decir, sólo tendrá que pagar las deudas de la herencia con los bienes de la herencia, no con todos sus bienes presentes y futuros. Para escoger esta modalidad el heredero dispondrá solamente de 30 días desde que se le comunicase la condición.

Si decidimos rechazar la herencia porque la deuda nos viene grande o por la cantidad desorbitada de impuestos que deben abonarse, podremos rechazarla realizando escritura pública ante notario, esta acción también aplica el pago de impuestos (el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados). Es importante conocer que si se decide rechazar la herencia de la vivienda, todas las partes deberán también rechazarla ya que sino, la Administración Tributaria lo considerará como una donación.

¡Y recuerda! De la mano de Hipoo es mucho más fácil. Nos ajustamos a tu caso y a tus necesidades. Regístrate e inicia todo el proceso con nosotros; te asignaremos un gestor hipotecario certificado totalmente gratuito que te asesorará durante toda la operación. 

 

PS: Súmate a las miles de personas que ya se han suscrito a nuestro newsletter

Un día cada dos semanas te enviamos el mejor contenido relacionado con el sector vivienda e hipotecario. Prepárate para la siguiente semana. Suscríbete!