¿Qué es el Mortgage Tech?

By Hipoo

Vivimos en un mundo cada vez más digitalizado y eso se nota a diferentes niveles. La tecnología es una parte tan esencial de nuestro día a día que ya hay muchas tareas que antes realizábamos en persona y hoy en día realizamos de forma remota. Y seguimos demandando más. El ciudadano 2.0 tiene cada vez menos tiempo libre, y el que le queda no quiere malgastarlo en hacer gestiones que sabe que se podrían realizar de forma mucho más sencilla. La búsqueda de información sobre hipotecas, e incluso la contratación de las mismas, es una de esas gestiones que se quieren digitalizar, de ahí el concepto Mortgage Tech.

Se trata de un término bastante amplio que hace referencia a todas aquellas tecnologías digitales que de una forma u otra buscan ayudar a los consumidores en la contratación de hipotecas. Es decir, es un software especializado cuya finalidad es que la contratación de hipotecas esté cada vez más digitalizada y que por tanto podamos hacerla de forma más rápida, cómoda e incluso económica.

De los Millennials a los Hispennials

Los nacidos a partir de los años 80 son considerados Millennials, por ser la primera generación que ha crecido dentro de un entorno más o menos digitalizado. Esos niños de los 80 son ahora adultos que se han acostumbrado a hacer todo tipo de trámites online, desde pagar una multa a hacer la compra de la semana en el supermercado.

Los miembros de esta generación ven el mundo de una forma diferente a cómo lo hacían sus padres, y por eso su relación con los bancos tampoco es la misma. Para ellos no existe aquello de poner la libreta de ahorros al día ni pasar minuto tras minuto haciendo fila en el banco para hacer una gestión tan sencilla como una transferencia. Todo esto pueden hacerlo online y ya no conciben hacerlo de otra forma.

Los Millennials apenan han pisado una sucursal bancaria en su vida, es más, no quieren hacerlo. Pero hasta hace poco había algo para lo que todavía era necesario ir al banco: contratar una hipoteca.

Pero esos tiempos también están llegando a su fin. Los Millennials son ahora Hispennials y quieren hacer todas las gestiones hipotecarias de forma remota, algo que ya comienza a estar al alcance de su mano, porque poco a poco comienza a ser posible contratar una hipoteca sin tener que ir al banco.

Esto es posiblemente precisamente gracias al Mortgage Tech, un conjunto de tecnologías que permiten al consumidor obtener toda la información que necesita e incluso contratar su hipoteca sin poner un pie en una sucursal bancaria.

Ejemplos de Mortgage Tech

Echando un vistazo a las tiendas de apps para móviles podemos encontrar diferentes ejemplos de Mortgage Tech.

Cálculo de Hipotecas de Karl

Esta aplicación permite a los usuarios poder calcular la cuantía que tendrán que pagar por su préstamo hipotecario en función del dinero total que hayan pedido al banco, el tipo de interés aplicable y el plazo de devolución.

Es una buena opción para ver si de verdad la oferta que ofrece el banco resulta interesante a corto, medio y largo plazo. Incluso se pueden calcular los cambios que se producirán si se hacen amortizaciones anticipadas.

Ley Hipotecaria (España)

Es una aplicación con la que los usuarios siempre tienen a mano la Ley Hipotecaria, la norma esencial que regula los préstamos hipotecarios. Conocerla es fundamental para saber los derechos que se tienen como prestatario y también las obligaciones, así como para evitar posibles actuaciones fraudulentas por parte del banco (por ejemplo el uso de cláusulas suelo).

Ya está en marcha la Ley Hipotecaria 2018 y están por llegar cambios legislativos, por lo que resultará todavía más importante estar al tanto de la normativa.

Hipoo

Hipoo constituye toda una novedad en España y uno de los ejemplos más avanzados de Mortgage Tech. Una plataforma que permite hacer la contratación del préstamo hipotecario de forma remota y contando además con la ayuda de gestores especializados que asesoran al usuario a lo largo de todo el proceso.

Con esta plataforma la contratación de una hipoteca 100 % digital es toda una realidad. El usuario recibe las ofertas de préstamos hipotecarios que más se ajustan a sus necesidades. Es aconsejado por un experto que se encargará de negociar por él con el banco para que reciba una oferta vinculante.

Todo el envío y recepción de documentación se hace de forma online y, si el proceso de contratación sigue adelante, al final de lo único que tiene que preocuparse el usuario es de presentarse en el Notario en la fecha acordada para firmar la escritura pública.