Las mejores hipotecas digitales

By Hipoo

La transformación hacia lo digital es ya toda una realidad. Gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías hemos conseguido que muchos trámites que antes tardábamos mucho tiempo en hacer ahora se puedan realizar cómodamente desde casa y en apenas unos minutos. Algunos ejemplos cotidianos son el pago de multas o la realización de la matrícula en la universidad.  

Los bancos no se han querido quedar atrás en la era digital y ya hay muchos de ellos que ofrecen lo que se conoce como hipotecas digitales.

¿Qué es una hipoteca digital?

En realidad es una hipoteca como otra cualquiera, lo que la diferencia de la que podríamos llamar “tradicional” es que toda la contratación se hace online.

Las nuevas webs y aplicaciones de los bancos permiten una comunicación directa entre gestores y clientes, y facilitan el mandar la información. Esto implica que cualquier interesado en obtener un préstamo hipotecario puede: contactar con su gestor, mandarle la documentación para que el banco evalúe si cumple el perfil para recibir un préstamo hipotecario y recibir respuesta sobre si se le concede o no la hipoteca, y todo ello sin salir de casa.

Es decir, que la hipoteca digital es aquella en la que todo el proceso de petición de información, recepción de la oferta vinculante y decisión del banco sobre si se concede el préstamo se hace de forma totalmente remota, sin necesidad de pasarse por la sucursal.

A día de hoy, en la hipoteca digital el único trámite presencial que hay qué hacer es acudir a firmar la escritura pública ante Notario. En esta materia ya hay algunos países que están más adelantados que nosotros, implementando tecnologías como el blockchain. En Suecia, esto permite poder realizar online la inscripción registral, lo que acorta todavía más los trámites y hace que las transacciones sean más sencillas de llevar a cabo para todos los implicados.

¿Cuáles son las mejores hipotecas digitales?

En España ya contamos con varios bancos que han lanzado hipotecas digitales, y a buen seguro en los próximos años todos los bancos contarán con este servicio, que ahorra tiempo y dinero tanto a la propia entidad bancaria como a sus clientes.

Hipoteca digital de COINC

Perteneciente a Bankinter, COINC ha sido una de las primeras entidades en lanzar una hipoteca 100 % digital en España. Se trata además de una de las mejores hipotecas sin vinculaciones, puesto que ofrece Euribor + 0,89 % sin necesidad de domiciliar la nómina ni de contratar ningún otro producto más allá de la propia hipoteca.

No aplica ningún tipo de comisión y ofrece el 80 % del valor de tasación o del valor de compra si se trata de una vivienda habitual y el 60 % si es una segunda residencia.

Absolutamente todo el proceso se hace de forma online. Para lo único que tiene que desplazarse el cliente es para firmar la escritura pública ante Notario.

Hipoteca Inteligente EVO

EVO Banco está llevando a cabo un cambio de estrategia y apostando por la digitalización, hasta tal punto que un 90 % de sus sucursales van a desaparecer. Esto implica que sus productos se van a digitalizar todavía más, incluidas las hipotecas.

La Hipoteca Inteligente EVO ofrece el 80 % del valor de la vivienda a devolver en un máximo de 30 años y con un tipo de interés fijo que va variando con el tiempo. Empieza en un 1,85 % TIN para luego pasar a Euribor + 1,55 % y por último Euribor + 1, 35 % desde el sexto año hasta el final del período acordado para la devolución.

Todo el proceso de contratación se puede hacer ya online. Pero hay que tener en cuenta que se trata de una hipoteca vinculada. Es decir, que si quieres beneficiarte de estos tipos de interés debes domiciliar la nómina y además contratar el seguro de hogar con el banco.

Hipoteca Naranja de ING

ING es una de las entidades pioneras en banca digital y no quiere quedarse atrás en el sector de las hipotecas online. La contratación se puede hacer casi al 100 % de forma remota.

Lo que ofrece es una hipoteca a devolver en un período de 9 a 40 años, con un importe mínimo de financiación de 50.000 €. El tipo de interés es un 1,99 % TIN fijo durante el primer año y luego Euribor + 0,99 % el resto del tiempo.

Como en el caso de EVO, también se trata de una hipoteca vinculada. En este caso se exige domiciliar una nómina de más de 600 € al mes y además contratar el seguro de hogar con la propia entidad bancaria.