Hipoo
conoce hipoo

La subrogación. Un ahorro imprescindible en tiempos de la Covid-19

avatar

Comparte este post

Encontrar la mejor subrogación de una hipoteca es, sin duda, una buena forma de recortar los gastos de un hogar o, como mínimo, de mantenerlos bajo control.

La actual situación de pandemia que azota al mundo ha complicado la solicitud de concesión de una hipoteca, debido a la gran ola de despidos en la que estamos inmersos y que, como es evidente, seguirá presente.

Es por ello, que los bancos se están esforzando para poder captar más negocio tratando de buscar nuevos y sobretodo buenos clientes que hayan demostrado su solvencia por medio del préstamo hipotecario.

Como venimos diciendo, la actual situación de los tipos de interés y el largo período de tipos negativos que se avecina, propician que sea el momento idóneo para subrogarse.

Pero, ¿qué es la subrogación de hipoteca?

Nos referimos a subrogación de hipoteca cuando una operación permite que un préstamo para la compra de una vivienda se modifique o cambie de manos cuando:

  • Cambias tu hipoteca a un banco diferente, para así mejorar las condiciones que actualmente tienes con tu banco y con el cual firmaste por primera vez la concesión de la hipoteca.
  • Vas a comprar una casa y prefieres quedarte con la hipoteca que tenía su anterior propietario para ahorrar en los gastos iniciales.

Ambos casos se identifican como una subrogación de hipoteca de acreedor y deudor respectivamente.

Tras identificar el tipo de subrogación más conveniente y que se considera oportuno según la situación personal de cada uno, se debe como mínimo conocer qué factores influyen sobre dichas operaciones y que directamente, por ende, afectarán a los gastos que derivan de las mismas.

En Hipoo identificamos y consideramos:

  • La finalidad de la subrogación: en función de si es utilizada con el fin de mejora de las actuales condiciones o como ya hemos comentado anteriormente, para cambiar la hipoteca de variable a fija; la normativa actual establece unos límites distintos a la cantidad que pueden cobrar.
  • La fecha de firma de la hipoteca: la normativa que estuviera vigente en la fecha en la cual se firmó la hipoteca también puede influir en los límites que tengan los gastos por subrogación.
  • Las comisiones por subrogación que aplique el banco: la mayoría de las entidades cobra cargos por esta operación, pero puede haber excepciones.

Sumado a ello, es recomendable conocer, de la mano de Juan Ferrer, las principales diferencias entre una hipoteca fija y variable, la guía más completa del mercado y, examinar cuales son las claves para saber si se elige la mejor oferta hipotecaria del momento.

Con respecto a los gastos que implican estas operaciones, destacar tres principales grupos. Entre ellos la comisión por subrogación, la cual varía en función de si se trata de una hipoteca fija o variable, la comisión de apertura y los costes administrativos.

Una vez expuesto el tema, clarifiquemos lo planteado mediante un ejemplo  para así, demostrar la viabilidad y buen sentido de la subrogación.

Una persona que contrató una hipoteca hace cinco años podría ahorrar más de 30.000 euros si subrogara el préstamo haciéndose con las mejores condiciones que se ofrecen en cada momento. Imagina que en 2008 contrataste una hipoteca a 25 años por valor de 250.000 euros y con un tipo de interés fijo del 5,12%; eran las condiciones medias del mercado en aquel momento. Si tomamos como referencia una cuota mensual constante de 1.479,01 euros y,  ajustándonos a las mejores condiciones, cuando se termine de pagar, habrás abonado un total de 443.702,11 euros. De los cuales, 193.702,11 euros serían intereses.

Sin embargo, en este momento, con la mejor oferta del mercado, podrías pagar un tipo de interés que quedaría en el 2,56%, reduciendo así la cuota mensual. En este caso el importe que quedaría por pagar sería de 1.268,90 euros. Suponiendo que tuvieras que pagar unos 841 euros por la operación, entre comisión de subrogación del 0,5%, que en algunos casos corre a cargo de tu nuevo banco, y otros gastos administrativos, si subrogas tu hipoteca, al final, pagarías un total de 411.766,60 euros, de los cuales 29.720,63 euros serían intereses. En este caso, con la subrogación de hipoteca, ahorrarías un total de 31.935,51 euros.

Por eso, Hipoo te asesorará en el proceso, sin que tengas que preocuparte por nada, siempre con total objetividad y transparencia. ¡Poner a tu servicio asesores hipotecarios totalmente gratuitos para ti es otra de las formas en las que Hipoo ayuda a encontrar la mejor oferta del mercado!

PS: Súmate a las miles de personas que ya se han suscrito a nuestro newsletter

Un día cada dos semanas te enviamos el mejor contenido relacionado con el sector vivienda e hipotecario. Prepárate para la siguiente semana. Suscríbete!