Hipoo
conoce hipoo

La compra de la vivienda en 2021

avatar

Comparte este post

Es evidente que la COVID-19 ha cambiado nuestra vida, y lo hará durante más tiempo, por lo que parece. Ha cambiado nuestra idea sobre el trabajo, sobre los desplazamientos pero, sobre todo, ha cambiado aquellas características que le pedimos a una vivienda.

En este sentido, en las viviendas de obra nueva se priorizarán terrazas, áticos y jardines privativos. También se dará prioridad a las viviendas con abundante luz natural y cuyo consumo de energía sea lo menor posible. Además, los dormitorios serán más flexibles y las cocinas más grandes, con el objetivo de contar más espacio para cocinar, pero también para realizar otras actividades.

Otro de los aspectos que cambiará (y de los que ya hemos hablado) será el precio de la vivienda, así como de los créditos hipotecarios.

 

Jardines, piscinas y aire libre

Las costumbres que hemos adquirido durante el confinamiento ha hecho que le demos prioridad a los espacios al aire libre en nuestra vivienda. Si bien hasta ahora se primaba la localización, ahora se buscan casas que cuenten con jardín, piscina u cualquier zona al aire libre.

El hecho de que se prioricen este tipo de aspectos, hace que el tipo de vivienda que se vaya a comprar este año se sitúe más en las afueras, sobre todo debido al teletrabajo, puesto que la gente no se verá obligada a desplazarse a los lugares de trabajo.

 

Tipo de vivienda y número de habitaciones

Hasta ahora una de las preferencias más comunes era la de vivir en el centro.  La mayoría de población demandaba estudios, pisos de un dormitorio, sin ascensor…

Sin embargo, durante este año se prevé que incrementará la búsqueda de viviendas unifamiliares o en urbanizaciones de las afueras, además de casas con más de un dormitorio y con estancias diferenciadas, donde se puedan llevar a cabo diferentes actividades.

En cuanto a la compra o alquiler, se dice que estará de moda adaptarse a un término medio, es decir, alquiler con opción a compra.

 

Eficiencia energética y consumo de energía

Otro factor destacable, es el hecho de que cuanto más tiempo pasamos en casa, unido ahora al teletrabajo, gastamos un mayor nivel de energía en el hogar.

Esto, ha ocasionado que el consumo de energía se haya disparado y, que la factura de la luz haya alcanzado límites históricos, lo cual ha llevado a la gente a buscar viviendas con el certificado de eficiencia energética más alto, con un consumo de energía mínimo.

Además, dentro de este aspecto, la gente solicita viviendas que cuenten con sistemas de energía renovable.

 

Oficinas

No hay que olvidar que, por mucho que se haya instaurado el teletrabajo, existen muchos trabajos que requieren de presencia física.

Es cierto que se va a producir una relajación en las rentas (y los precios) de las oficinas pero, se espera que a finales de este año se normalice la situación a los niveles habituales.

Dentro de los alquileres de oficina, se han llevado a cabo negociaciones basadas en equilibrio de prestaciones. En este sentido, si un autónomo tenía que cerrar el restaurante y no podía pagar el alquiler, se le posibilitaba una moratoria, siempre que se comprometiera a continuar con el alquiler más allá de la fecha de contrato.

En definitiva, el concepto de vivienda “ideal” se encuentra en continuo cambio en relación hasta lo que ahora conocíamos, buscando sobretodo la tranquilidad, espacios amplios, aire libre y una eficiencia energética óptima.

PS: Súmate a las miles de personas que ya se han suscrito a nuestro newsletter

Un día cada dos semanas te enviamos el mejor contenido relacionado con el sector vivienda e hipotecario. Prepárate para la siguiente semana. Suscríbete!