Hipoo
conoce hipoo

Hipoteca joven: Cómo acceder a financiación en 2021

avatar

Comparte este post

¿Qué es una hipoteca joven?

Las hipotecas para jóvenes son aquellos productos diseñados para personas de menos de 35 años que quieren comprarse una vivienda, aunque esa edad puede variar según el banco. Tras la crisis de 2008, prácticamente desaparecieron de los escaparates de muchas entidades, pero aún hay algunas que siguen ofreciendo estos créditos o que, al menos, aplican unas condiciones distintas si el solicitante es un millennial.

¿Qué ventajas se ofrecen?

Los préstamos hipotecarios para gente joven suelen tener unas condiciones distintas a los créditos para personas de mayor edad. Entre las ventajas más destacadas o usuales se encuentran:

  • Mejor tipo de interés: por lo general, los jóvenes podrán disfrutar de tipos más bajos. Aunque en muchas ocasiones, cuando superas el límite de edad la entidad bancaria ya no mantiene las condiciones iniciales.
  • Financiación más alta: como es lógico, muchos jóvenes aún no han podido ahorrar todo lo que les gustaría, así que los bancos pueden estar dispuestos a negociar un porcentaje de financiación de más del 80%.
  • Menos comisiones: en general, estas hipotecas no tienen comisión de apertura. Aunque algunas entidades, para atraer a estos jóvenes, tampoco les aplican compensaciones por amortización anticipada o por subrogación.
  • Plazo de amortización más extenso: a razón de la edad, es más probable que las entidades ofrezcan plazos de amortización más largos, que incluso pueden llegar a alcanzar los 35 o 40 años.

No todo es la edad, ¿cuáles son los requisitos para jóvenes que buscan hipoteca?

Debemos partir de la base de que las hipotecas para jóvenes son, en principio, muy similares al resto de préstamos hipotecarios. Es decir, el banco exige también cumplir una serie de requisitos:

  1. Tener menos de 35 años: por norma general, para acceder a los préstamos hipotecarios exclusivos para gente joven es necesario que los titulares tengan menos de 35 años. Hay bancos, sin embargo, que ponen ese límite en los 36 o 37 años.
  2. Tener un trabajo estable: los jóvenes llevan menos tiempo en el mercado laboral, pero igualmente el banco les exigirá que tengan un empleo fijo y con buenos ingresos para darles la hipoteca. Una antigüedad de como mínimo 4 años y estar empleado en un sector en alza o estable, puede ser clave a la hora de conseguir el préstamo.
  3. Contar con ahorros: comprar una casa con una hipoteca implica tener ahorros no solo para la parte que no financia el banco (que suele llegar hasta el 80% del valor de la vivienda) sino también alrededor de otro 15% para gastos de hipoteca y de compraventa.

Aunque sí que es cierto que uno de los problemas más habituales es precisamente este último que se detalla, los bajos sueldos que se perciben los primeros años no ayudan a cubrir prácticamente ni la mitad del porcentaje de ahorros que se debería disponer a la hora de soportar un gasto como el de la hipoteca. Pero, por suerte, y gracias a las entidades que se lanzan a ofrecer hipotecas de estas características, se puede llegar a financiar más del 80% a aquellos jóvenes que aún no tienen mucho dinero ahorrado. En algunos casos, hasta puede llegar a ofrecerse el 100%, aunque no es lo más común y es más complicado desde la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria. Ley 5/2019, de 15 de marzo, reguladora de los contratos de crédito inmobiliario.

Otro de los factores/aspectos clave para conseguir una hipoteca joven es no acarrear con otras deudas o que estas sean, en comparación con nuestros ingresos, muy bajas.

Pero, ¿cuáles son las razones que complican en el acceso a la vivienda?

El paro, la precariedad, la inestabilidad y la incertidumbre son las razones fundamentales para que los jóvenes españoles, al contrario que las generaciones pasadas, ven complicado acceder a la compra de una vivienda.

La dificultad en el acceso de los más jóvenes al mercado de la vivienda es un hecho. El dato así lo demuestra,  y es que Hipoo, la primera hipotech española, reafirma lo que vaticina el mercado, tan solo un 8,17% del total de hipotecas firmadas en 2021 corresponden a menores de 35 años.

Entre los factores fundamentales que han hecho que los jóvenes españoles hayan reducido su interés por solicitar una hipoteca se encuentran: La alta tasa de paro juvenil, la precariedad laboral con salarios más bajos, que favorecen un menor ahorro, la inestabilidad económica, con un precio de los inmuebles que los jóvenes no pueden asumir, y la incertidumbre para poder encontrar trabajo o mejorar laboralmente.

Concretamente, según los registros de la hipotech Hipoo, el salario mínimo este año 2021 marca 2.017 €, frente a los 2.201€ del año pasado, y un precio del inmueble que ha ascendido a 200.328 € (2021) frente a los 194.823 € en 2020. Cifras que añaden más presión, dificultando su emancipación y el acceso a la vivienda.

Además, se presenta un marco general del total de solicitudes de hipotecas llevadas a cabo por menores de 35 años, en un ratio de endeudamiento de no más del 35%, que sería el ideal.

En este rango, el porcentaje de jóvenes que piden más del 80% de financiación en 2021 se sitúa en un 54,19%, 6,5 puntos por encima del dato del 2020; entre aquellos que solicitan entre el 80 y 90 % de financiación, el porcentaje ha sido del 21,76%, superando al 18,89%, del 2020. Y los que solicitan más de un 90% de financiación representan un 32,43% en 2021 respecto al dato de 2020 que fue un 28,8%.

grafico_hipoteca_jovenes

Sin embargo, a pesar de que no sean cifras del todo esperanzadoras, los jóvenes cuentan con una serie de propuestas alternativas, las cuales se presentan a continuación.

¿Cuáles son las alternativas que se presentan actualmente para acceder con garantías a la compra de una vivienda?

 Paro, precariedad, inestabilidad e incertidumbre son cuatro de la razones por la que los jóvenes españoles, al contrario que las generaciones pasadas, ven muy complicado acceder a la vivienda.

plan_estatal_viviendaEl precio del alquiler se encarece por encima de sus posibilidades, y, aunque a veces el pago de una cuota hipotecaria es inferior a la renta del alquiler, hacer frente al pago de la entrada no está, ni de lejos, al alcance de todos. A pesar del panorama actual en España, existen alternativas como por ejemplo acogerse al Plan Estatal de Vivienda, recientemente ampliado hasta 2022. En él se prevén ayudas para menores de 35 años y cuyos ingresos en la ciudad de residencia sean inferiores a tres veces el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples). La ayuda está orientada al alquiler, rehabilitación y promoción de inmuebles en las casi 7.000 poblaciones  de menos de 5.000 habitantes de España. Bajo este plan, las ayudas al alquiler son del 50% para el alquiler mensual que no supere los 600 euros y hasta el 30% en el tramo entre 601 y 900 euros.

Por otro lado, las entidades financieras también ofrecen hipotecas con ventajas para jóvenes. Por ejemplo, el Banco Santander, ha anunciado que lanzará un programa piloto con 1.000 hipotecas para jóvenes en las que concederá financiación de hasta el 95%. Este plan irá destinado a jóvenes solventes, pero sin capacidad de ahorro.

A esto hay que sumar las bonificaciones fiscales que algunas comunidades autónomas aplican sobre el impuesto sobre transmisiones patrimoniales, que se paga al adquirir una casa o piso de segunda mano. Actualmente, Andalucía, Aragón, Canarias, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia y Murcia cobran un impuesto más bajo si el comprador es joven, aunque los requisitos para acceder a esta rebaja varían.

 Ante el panorama poco esperanzador para la población más joven, surge el concepto de coliving. Los coliving han supuesto un nuevo paradigma tras el impacto de la pandemia de la COVID. La situación sanitaria, junto a la revolución del teletrabajo, ha impulsado espacios híbridos de trabajo y vivienda. En los coliving se combinan espacios individuales pequeños con grandes espacios en los que se fomenta la convivencia y el networking.

Y, ¡recuerda! Si estás buscando casa y aún no sabes qué tipos podrías conseguir, puedes calcular cuánto te costaría la hipoteca en función de tus condiciones actuales, gastos asociados, perfil y preferencias gracias a nuestro simulador de hipotecas

Te podemos ayudar a preparar la compra del inmueble sabiendo a qué tipo de hipoteca máxima puedes aspirar y cual de entre todas ellas te van a conceder, conociendo las condiciones que puedes conseguir, así como los tipos que te podrían ofrecer. 

Para más información entra en Hipoo, regístrate e inicia todo el proceso con nosotros; te asignaremos un gestor hipotecario certificado totalmente gratuito que te asesorará durante toda la operación.

PS: Súmate a las miles de personas que ya se han suscrito a nuestro newsletter

Un día cada dos semanas te enviamos el mejor contenido relacionado con el sector vivienda e hipotecario. Prepárate para la siguiente semana. Suscríbete!