Las mejores hipotecas sin vinculación

By Hipoo

A la hora de contratar un préstamo hipotecario hay diferentes formas de ahorrar. Una de las más habituales es contratar con el banco otros productos a parte de la propia hipoteca.  Esto es lo que se conoce como hipotecas con vinculación. Pero también están las hipotecas sin vinculación, en las que no se “obliga” al consumidor a contratar determinados productos bancarios para poder acceder a un préstamo con mejores condiciones.

¿Qué tipo de vinculaciones existen?

Las hay de todo tipo. Lo más habitual es que el banco te exija que domicilies la nómina y a esto luego se le van añadiendo otros requisitos como la contratación de un determinado número de seguros, la contratación de tarjetas, la apertura de un plan de pensiones… cuantos más productos se contraten más bajos serán los intereses de la hipoteca.

Sin embargo, si como consumidor no quieres estar tan atado a una entidad bancaria, lo mejor es que optes por una hipoteca sin vinculación. Esto implica que no estás obligado a contratar ningún servicio adicional con la entidad bancaria. Es más, ni siquiera estás obligado a domiciliar tu nómina en ese banco. Basta con que tengas allí una cuenta abierta y cada mes hagas una transferencia para que ellos puedan cobrar el recibo del préstamo.

¿Qué hipotecas sin vinculación son las más recomendables?

A continuación te vamos a mostrar las hipotecas sin vinculación más interesantes que hay en el mercado. No haremos diferenciación entre hipotecas a tipo fijo y a tipo variable.

Hipoteca sin vinculaciones Coinc

En diciembre de 2017 Coinc lanzó su hipoteca totalmente digital y sin vinculación de ningún tipo. Las condiciones son Euribor + 0,89 % durante el primer año y luego revisión anual en función del valor del índice de referencia. Con un plazo de hasta 30 años para devolver la financiación.

Es un precio totalmente cerrado. Esto implica que como cliente puedes contratar el producto con estas condiciones sin tener que contratar además otros productos para beneficiarte de la oferta.

Otra de sus ventajas es que se puede contratar de forma totalmente online, de forma que solo tengas que desplazarte para firmar ante el Notario si te conceden el préstamo.

Hipoteca variable de Bankia “sin vinculaciones”

Incluimos esta hipoteca en este listado por sus buenas condiciones. No obstante, es cierto que en estos casos si se exige a los clientes una pequeña vinculación. Sin embargo, no hay que contratar nada, se trata únicamente de domiciliar la nómina.

El tipo de interés aplicable es desde el principio hasta el fin Euribor + 1,2 %, con revisión semestral y un plazo máximo de hasta 30 años para devolver la cantidad prestada por el banco.

Hipoteca sin vinculación (a partir del segundo año) de Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI)

UCI ofrece financiación hasta el 90 % del precio de compra de la vivienda con un préstamo variable con un plazo máximo de devolución de 30 años. El tipo de interés es de Euribor + 1,59 %, aunque durante el primer año el interés será de Euribor + 2,25 %.

Esta entidad sí pide vinculación, aunque solo durante el primer año. Los clientes que contratan este tipo de hipotecas deben contratar además el seguro de hogar con esta entidad durante el primer año.

¿Puedo eliminar los productos vinculados a mi hipoteca?

Aquí pueden darse dos opciones. Puede ser que tu hipoteca no tenga ningún tipo de vinculación pero el banco te haya “invitado” a domiciliar tu nómina o contratar algunos seguros para concederte el préstamo. Pues bien, si la escritura pública que recoge el contrato de préstamo hipotecario no señala expresamente que tienes unas ciertas condiciones más beneficiosas por tener contratados unos productos, tu hipoteca no es vinculada. Esto implica que puedes darlos de baja cuando quieras sin que ello afecte a los intereses que estás pagando.

La otra opción es que tu hipoteca sea vinculada, en cuyo caso la escritura pública indicará que por la contratación de ciertos productos o de la domiciliación de la nómina obtienes una rebaja en los intereses. Pero que hayas elegido una hipoteca vinculada no quiere decir que tengas que tener contratados productos que realmente no quieres. En este caso puedes proceder a la cancelación cuando quieras o cuando corresponda si se trata de un seguro, pero perderás parte de la bonificación que recibías. Es decir, que el banco subirá los intereses de tu préstamo. Pero no puede hacerlo a su criterio, solo subirán los intereses de acuerdo a la cuantía prevista en el contrato de préstamo.

Si ya tienes una hipoteca y no sabes si es vinculada o no, lo mejor es que revises bien la escritura pública.