Hipoo
conoce hipoo

En tiempos de la Covid-19, ¿es bueno hipotecarse?

avatar

Comparte este post

El impacto del coronavirus en la economía ha hundido todavía más los tipos de interés nominales y la inflación. El desplome del consumo y la inversión ante el parón de la actividad económica ha llevado a los bancos centrales a utilizar todas sus armas  para rebajar el precio del dinero y ofrecer toda la liquidez que sea necesaria en un intento por amortiguar la caída de la actividad y de los precios. Los movimientos han sido muy rápidos y profundos, pero todavía con un efecto muy limitado o nulo sobre la inflación.

¿Subirán con fuerza los precios y los tipos de interés cuando vuelva la ‘normalidad’?

Parece poco probable a día de hoy, pero algunos expertos creen que en la futura recuperación económica se podrían ver repuntes de los tipos de interés nominales en un intento de la banca central de contener  una inflación al alza. Sin embargo, la corriente mayoritaria de expertos apuesta por todo lo contrario: tipos más bajos por más tiempo, aunque la inflación repunte. Hay buenos argumentos tanto para apostar por una hipótesis como por la contraria. 

Hipotecas_Covid

Pero esto, ¿qué significa para el deudor hipotecario?  Desde Hipoo consideramos que la principal consecuencia que, a nivel macro económico, va a tener esta recesión sobrevenida de la economía en la eurozona, es fundamentalmente que el principal tipo de referencia para las hipotecas, el Euribor, va a mantenerse por debajo de su media histórica del 3% para los próximos años. Esto significa que, para aquellos que querían hipotecarse para la compra de una vivienda, ya sea residencial o como inversión, van a poder afrontar unos tipos de interés excepcionalmente bajos que van a prolongarse durante al menos los próximos tres años.  

Si a un más que probable período de tipos negativos le unimos también la más que probable caída de los precios de la vivienda, concluimos que, a pesar de todo, es un buen momento para afrontar una operación tan decisiva en el patrimonio familiar de toda persona como la de hipotecarse para la compra de una casa, puesto que, sin duda, entrará a unos precios históricamente bajos que seguro en 30 años no se repetirán. 

PS: Súmate a las miles de personas que ya se han suscrito a nuestro newsletter

Un día cada dos semanas te enviamos el mejor contenido relacionado con el sector vivienda e hipotecario. Prepárate para la siguiente semana. Suscríbete!