Hipoo
conoce hipoo

El sector hipotecario en la nueva normalidad

avatar

Comparte este post

La crisis sanitaria provocada por la expansión de la Covid-19 impactó de manera directa y global en las economías internacionales, llevando a las autoridades a establecer medidas temporales en materia de energía e hipotecas para aliviar la presión financiera a los trabajadores más afectados por los recortes de salario o despidos temporales. Tras el fin del estado de alarma, el presente y futuro de estos sectores luchan por mantenerse en pie en un mercado que presenta dificultades para salir adelante.

Así, durante el confinamiento, el Ejecutivo estableció moratorias en los pagos de facturas eléctricas con el objetivo de despreocupar a los ciudadanos de una carga económica que, en esos momentos, era irrelevante para sobrellevar una complicada y anómala situación. Por otro lado, las ayudas en el mundo de las hipotecas también animó a posibilidad de conceder un retraso en el pago de las cuotas sin la necesidad de que la entidad bancaria cobrara comisiones adicionales al sector más vulnerable de la población.

En las ayudas en el mundo de la energía, además, con el objetivo de que las empresas eléctricas no se aprovechasen de la situación para incrementar las tarifas de sus servicios, se definió una fijación de precios de energía, en donde no se podían cambiar las condiciones en los contratos ni subir los precios de la luz.

Este panorama, que poco a poco intenta volver a la “nueva normalidad”, ha creado una nube incierta en relación al futuro de las cifras en el mercado financiero y energético. Ante la caída de las operaciones por las moratorias de hipotecas, los bancos se han visto en la obligación de bajar las carteras de crédito para estimular la demanda.

Las consecuencias de la Covid-19 en el futuro hipotecario

Tras el parón generalizado de la pandemia, el escenario actual provoca un cambio en los requisitos y condiciones de un mercado inestable y ya trastocado por la crisis económica. El Euríbor, que se define como el tipo de interés que se aplican entre las 44 entidades bancarias europeas para prestarse dinero entre sí, cerró el mes de febrero en valores negativos. No obstante, una vez se decreta el estado de alarma en el mes de marzo, su valor se sitúa al alza y, a día de hoy, continúa creciendo su nivel de tasación.

Los expertos pronostican un futuro a medio plazo en donde los tipos de interés van a seguir en niveles bajos. Si bien el mercado apuntaba a un interés fijo a la hora de conceder una hipoteca como el modelo de financiación más adecuado para los usuarios, la fluctuación de los datos indica una tendencia favorable hacia los variable para aprovechar esta coyuntura, en el caso de que el usuario presente unas condiciones óptimas en su bolsillo.

Sin embargo, las compañías bancarias, ante los números negativos que se vaticinan para el presente y futuro del Euribor, se ven empujados a apostar por las ventajas del tipo fijo porque supone la fórmula que mayor rentabilidad aporta a la estabilidad de las entidades.

La Covid-19 ha ralentizado el proceso de desaceleración en las compraventas y alquileres de vivienda, lo que va a provocar que se endurezcan los requisitos a la hora de solicitar una hipoteca, debido al aumento en las tasas de desempleo y, en consecuencia, en la pérdida de poder adquisitivo de los hogares.

De este modo, es relevante destacar que las decisiones fiscales y monetarias que se tomen a partir de ahora para la reactivación del sector resultan un factor clave para formular una favorable evolución en las cifras del Euríbor y, en consecuencia, para salir de la fuerte crisis económica a la que se enfrenta el mundo.

Tras la crisis de la COVID-19, los usuarios se van a decantar por la estabilidad del tipo fijo. Sin embargo, la elección entre tipo variable o fijo deberá estar en función del tiempo en que se vaya a devolver la hipoteca. En este sentido, si va a estar entre los 10 y los 15 años, lo mejor será un tipo variable.

PS: Súmate a las miles de personas que ya se han suscrito a nuestro newsletter

Un día cada dos semanas te enviamos el mejor contenido relacionado con el sector vivienda e hipotecario. Prepárate para la siguiente semana. Suscríbete!