Hipoo
conoce hipoo

Cómo elegir tu seguro de hogar

avatar

Comparte este post

Cuando somos jóvenes y nos planteamos comprar una casa nos imaginamos un lugar en el que poder estar a gusto y tranquilos, donde poder disfrutar de nuestra pareja, amigos o familia en un ambiente diseñado a nuestro gusto.

Pero cuando ya hemos cumplido este sueño y empezamos a enfrentarnos a la realidad de ser el propietario de una casa, surgen problemas que no hubiéramos imaginado que podían sucedernos.

Es aquí donde empieza a tener sentido la existencia del seguro del hogar y cuando verdaderamente nos damos cuenta de su importancia.

El seguro de hogar

Lo primero es lo primero. ¿Sabes exactamente qué es un seguro del hogar? Técnicamente podemos definirlo como el seguro que contrata el propietario o poseedor de una vivienda para cubrir los daños y desperfectos que puedan ocurrir en la misma, así como la responsabilidad civil originada por los daños y lesiones que se puedan causar desde la vivienda.

En el primer caso estaríamos hablando por ejemplo de daños por incendio, robos, accidentes domésticos, derivados de cortocircuitos eléctricos o causados por temporales, y en el segundo estaríamos haciendo referencia a desperfectos o lesiones ocasionadas por caídas de objetos desde las ventanas y terrazas, o a las inundaciones a pisos inferiores.

En síntesis, las coberturas del seguro de hogar se organizan en tres conceptos:

  • Contenido: se refiere a todo lo que hay dentro de la vivienda y que pertenece tanto al asegurado como a terceras personas que viven ahí habitualmente. Se compone del mobiliario, las joyas y los objetos con algún tipo de valor artístico, los cuales son catalogados como objetos de valor especial.
  • Continente: es la vivienda en sí misma, es decir, su estructura física y dimensiones. En otras palabras, estamos hablando de las paredes, el techo, las puertas, el baño o los armarios empotrados. Dependiendo del valor de la casa, el precio del seguro aumentará o disminuirá.
  • Responsabilidad civil: como ya hemos comentado anteriormente, se refiere a los daños que nuestra vivienda pueda ocasionar a terceros, como por ejemplo la caída de una maceta que tenemos en la repisa de una ventana, o los desperfectos que pueda ocasionar el dejar un grifo abierto.

En cualquier caso, es importante entender lo que te ofrece cada entidad y hacer una comparativa de los distintos seguros de hogar disponibles; debes mirar y comparar exhaustivamente los detalles y coberturas de cada uno de los seguros que puedan ser de tu interés, puesto que existe una gran oferta en el mercado.

Pero…¿cómo elegimos el mejor seguro para nosotros?

Para poder elegir la mejor opción, deberíamos conocer bien cada una de las características que más nos van a interesar. Además de los tres principales conceptos a tener en cuenta desde un primer momento, es decir, tanto el contenido, el continente como la responsabilidad social, deberíamos también sopesar otras opciones como:

  • El plazo para comunicar el siniestro: Los siniestros deben comunicarse en el plazo de 7 días desde su conocimiento, a excepción de aquellas pólizas en las que se haya fijado un plazo más amplio.
  • Plazos de carencia y exclusiones: normalmente todas las aseguradoras suelen dar un periodo de carencia, hasta que entra en vigor la nueva póliza, en el que no se cubren los daños.
  • Comparar diversas opciones teniendo en cuenta tus circunstancias: no es lo mismo por ejemplo asegurar una casa de campo que un ático en un rascacielos de Madrid.
  • Cuáles son las coberturas de cada uno de los seguros: es importante asegurarse e informarse correctamente sobre qué cubre cada una  de ellas, el nivel de indemnización y los límites que suelen aparecer en letra pequeña.
  • Correcta valoración del contenido y el continente sin declarar menos de lo que realmente hay: para que en el caso de sufrir un siniestro, no se te infravalore el daño, y la indemnización sea proporcional a lo declarado. No querrás cobrar menos de lo que has perdido, ¿verdad?
  • Leer detenidamente las condiciones generales y particulares para saber qué estás asegurando.

Sabiendo todo esto, ahora nos planteamos, ¿es realmente obligatorio contratar un seguro del hogar cuando se firma una hipoteca?

La respuesta es que no. La única obligación a la que tienes que estar sujeto es a contratar un seguro de incendios o también llamado seguro de daños cuando has firmado una hipoteca y el propietario de la vivienda es el banco.

La primera idea es que esta obligatoriedad solo se da en el caso de pagar la vivienda mediante una hipoteca, es decir, que si pagas tu casa sin necesidad de recurrir a ninguna entidad bancaria para solicitar un préstamo, no tienes porqué contratar ningún seguro de incendios ni del hogar. Eso sí, en el caso de que suceda algo, no tendrás a nadie detrás que te proteja responsable y económicamente.

Y la segunda idea es que el motivo por el que el banco te obliga a tener un seguro de incendios es porque realmente los intereses están vinculados a los mismos riesgos que corre el inmueble, y si este sufre algún daño, se verá repercutido en las cuentas del banco.

Uno de los principales problemas que se empezaron a detectar durante la crisis que hemos sufrido durante los últimos años, ha sido el del abuso por parte de las entidades bancarias a la hora de ofrecer productos; muchos de ellos relacionados con las hipotecas.

Por ello se impulsaron nuevas medidas que forzaron a que la transparencia en las relaciones entre los bancos y los usuarios fueran la máxima posible. De aquí surgió la nueva Ley Hipotecaria 2018; la cual establece que las entidades financieras no te pueden obligar bajo ningún concepto a contratar sus seguros de hogar.

Y es que ayudarte a decidir sobre cuales son las mejores opciones para elegir tu seguro de hogar, ajustándolo a tus necesidades, y entendiendo si tiene sentido contratarlo con una aseguradora externa o a través del banco, así como la posibilidad de realizar comparativas reales de las ofertas que recibas incluyendo los seguros; es otra de las muchas formas en que Hipoo te puede ayudar a que encuentres gratis la mejor hipoteca.

PS: Súmate a las miles de personas que ya se han suscrito a nuestro newsletter

Un día cada dos semanas te enviamos el mejor contenido relacionado con el sector vivienda e hipotecario. Prepárate para la siguiente semana. Suscríbete!